Irreverentes





Irreverentes

Aurelio J. Fernández García

Fecha de edición: septiembre de 2017

Medidas: 195 x 125 mm. 114 páginas

Acabado: tapa blanda

Precio en papel: 15 €

ISBN (papel): 978-84-17100-00-1

Precio en eBook PDF: 7 €

ISBN (eBook PDF): 978-84-17100-02-5 


 

Tres piezas teatrales tan sorprendentes como irreverentes, envueltas en un ritmo increscendo, dejarán en estado de shock a los lectores de este nuevo libro del dramaturgo Aurelio J. Fernández García:

«Como ayer». «No se le hace a una chica lo que le hiciste a ella. ¿Qué pasó en aquel viaje de fin de curso? Una grabación de vídeo inapropiada y la dignidad de una adolescente... por los suelos». Nos encontramos ante una historia en la que cuatro jóvenes que estudiaron juntos en el instituto, después de doce años, son convocados a través de Twitter para volver a verse. Rosa es la compañera convocante. ¿Por qué quiere Rosa volver a verlos? Parece ser que hay asuntos pendientes entre ellos que se tienen que resolver definitivamente por las buenas... o por las malas.

«El convivio». La reciente crisis económico-financiera-inmobiliaria-moral da para lo que ocurre en esta obra teatral y mucho más. Raimundo, tras realizar una exhaustiva investigación periodística sobre diversos casos de corrupción (aquí entra todo: robo, fraude, abusos sexuales...) es atropellado de muerte por un coche que se da a la fuga. Como hombre previsor, por si se diera el supuesto citado, hace llegar a su antiguo amigo Sócrates, profesor de Filosofía, los documentos de su investigación para que los saque a la opinión pública y para que, haciendo uso de su buen nombre y sabiduría, actúe como tal y ponga en evidencia la escasa moralidad de las personas objeto de su indagación: otros cinco antiguos amigos. A lo largo de la obra se producen tensiones entre ellos y, en la forma de proceder de nuestro protagonista, se puede ver reflejado el estilo del Sócrates griego —la llamada mayéutica socrática—, propio de los diálogos conviviales de Platón.

«La república de las mujeres». ¿Qué le puede pasar a una sociedad en la que las mujeres mandan y los hombres, por no obedecerlas, van a la cárcel? Pues puede pasar, sencillamente, lo que ocurre en esta obra: que se cree un gineceo o poder femenino que mande, que se elabore una constitución a imagen y semejanza de las mujeres...